Un cuaderno en el cajón

Publicado el 19 de diciembre de 2011 por Martín Gaitán

Más de 20 años, qué lo parió. Mi blog tiene más de 20 años, sólo que lo escribía en un cuaderno tapa dura sobre un banco de la escuela 16, con letra cursiva y con más frecuencia e imaginación que ahora. Estaba acá, echado en la cama, queriendo escribirte de algo que no sea coyuntura. De algo que no sea "mi amor, pensé en vos, hoy estuve con amigos que me quieren, nadé y me quemé la espalda con el sol". Aunque todo eso pasó, seguí pensando en vos mientras nadaba, y después también. En vos y en cómo estar presente sin quitarle el espacio al aire.

También, pensaba para mi adentro — porque se puede pensar para afuera, claro —, en cuánto bien me hace que me llames o me escribas o me mandes un dibujito. Y en por qué mi oído me boicotea tu saludo en fadeout que no logro decodificar y me quedo enredado en querer saber si fue un "te amo" o un "te quiero" o un "cuidate" o fue sólo ruido en la línea. Y en qué te escribiría, a la noche, que no sea coyuntura. Queriendo encontrar un foco nuevo para el velador averiado, abrí el cajón de la mesita de luz y ahí estaba, forrado en un papel celeste con estampas de Mickey Mouse, lo que escribí para vos esta noche.


Lunes 2 de septiembre de 1991

Lengua

Cuento propio

La señora y el peine mágico

En la montaña vive una señora que dicen que es bruja, aunque la señora es muy mona y se hace peinados que nadie se sabe hacer. Un niño llamado Ramón era tan curioso que se metió adentro de la casa de ella y encontró un peine con un polvo raro. Se lo pasó por el pelo y le creció un jopo grande, y una colita con un chuflin y se asustó y no sabia que hacer. Entonces se lo pasó de nuevo y le crecieron muchos rulos. Se lo pasó por tercera vez y entonces el pelo se le volvió a la normalidad. Ramón miró hacia ambos lados y se metió el peine en el bolsillo.

El padre de Ramón era científico y lo examinó. Le sacó todo el polvo e inventó un líquido con muchas cosas y el polvo, y le dijo a Ramón: "andá a reunir a todo el barrio y les decis que la bruja tiene que pagar por todo lo que hizo con su peine mágico". Entonces Ramón reunió a todo el barrio y les contó lo que le había dicho el padre y entonces la gente empezó a reunirse en la calle y cantaban todos a la vez:

"Bruja, bruja, queremos que te vayas. Bruja, bruja tu eres la más mala". Al rato salió la señora y dijo

— ¿Quién fue el que me robó mi peine mágico? —

Entonces Ramón se subió a una piedra y dijo

— Yo fuí, bruja mala

— Y por qué lo hiciste ?

— Porque no te queremos. Te queremos ver muerta — y ¡zuum!, le tiró el líquido en la cara y de repente la bruja se convirtió en una hermosa hada, pero de esa gente tan buena que trata de hacer una maldad y le sale mal.

Y después Ramón y su barrio vivieron muy felices y la señora hada dejó de hacer maldades.

FIN


12 de septiembre de 1991

Ciencias Sociales

Redacción sobre Neuquén

El 12 de septiembre se recuerda un aniversario más del traslado de la capital neuquina. Los niños que hoy vivimos en esta ciudad no podemos imaginar cómo era este neuquén. Los Berbel dicen en sus canciones que todo cambió mucho en muy poquitos años.

Me gustaría viajar en el túnel del tiempo y recorrer la antigua ciudad con pocos habitantes, callecitas de tierra, campos áridos, un rio enorme y muy pocas viviendas. Cuentan que el viento era más fuerte: ¡Qué feo sería!

Hoy todavía no es tan lindo Neuquén, a mi me gusta más Mendoza, pero mi papá dice que hay que hacer algo con Neuquén.


21 de septiembre de 1991

Lengua

Escriba sobre el "Dia de la primavera"

Llegó septiembre y la primavera está que explota. Crecen las flores y el sol se agiganta pero sobre todo yo me siento mucho mejor. Estos tres meses la pasaré de lo mejor, porque septiembre ya empezó. Las cosas tristes no le hacen nada, porque este clima a mí me agrada. Llegó septiembre y la primavera...


Jueves 26 de septiembre

Lengua

Camino por mi barrio

Hoy madrugué, me levanté cruzado por había perdido Boca Jr. y entonces como no tenía plata para ir al centro caminé por el barrio. Salí con las manos en los bolsillo y empecé a patear piedritas y a mirar las cosas sin terminar, cuando pasé por la escuela me dije a mi mismo: qué lindo sería que cuando sea grande yo diga "esta es la escuela donde yo aprendí a jugar a la pelota". Seguí caminando y me cansé, entonces volví a mi casa re bien.

— - Lunes 30 de septiembre

Redacción: ¿Una pelota?

Serafín estaba por cumplir seis años, entonces la madre le dijo que le iba a regalar una pelota.

— ¿Una pelota?

— Si ¿no te gusta?

— ¿Y la bicicleta que me prometiste?

— No me alcanza

Serafin se fue a su cuarto llorando sin sentido porque una pelota no está mal. A la media hora abrió la puerta y djo "mamá, acepto la pelota".

El dia del cumpleaños Serafín estaba triste porque tenia todo menos amigos y cuando llegó el momento de regalarle la pelota dijo "hola nueva amiga". Serafín le puso el nombre "Cloti" y con Cloti y con ella jugaba, saltaba y hasta la abrazaba. Cloti fue una pelota histórica.

blog comments powered by Disqus